tumblr visit counter

¿Dónde podemos acudir para pedir ayuda?

Una vez que hemos detectado que nuestro hijo está siendo víctima de acoso escolar, se nos creará la duda de qué hacer a continuación. Tener un hijo que está siendo sistemáticamente es una experiencia muy dura, a la que la familia no puede enfrentarse sola. Por ello, os indicamos una serie de recursos que podéis utilizar a la hora de luchar contra este grave problema:

  • Atención médica y psicológica: Si el niño presenta cualquier signo de maltrato físico (moratones, rasguños, arañazos…) o sufre una crisis de ansiedad, debéis llevarle de inmediato al pediatra o a un centro de urgencias para que lo atiendan y os expidan un parte de asistencia médica. Si el daño psicológico está muy avanzado, debéis buscar un psicólogo para que diagnostique a vuestro hijo y comience el tratamiento. Aunque los centros escolares suelen contar con su propio psicólogo, se recomienda que, siempre que sea posible, se acuda a un profesional externo para evitar conflictos de intereses.
  • Profesor: El primer lugar al que debéis acudir es el centro en el que está sucediendo el problema. Pedid por escrito una cita con el profesor o tutor de vuestro hijo y explicadle la situación. Conviene que acudáis a esa cita con un estado de ánimo tranquilo, tratando de buscar soluciones y no culpables. Intentad encontrar entre todos una solución al problema y dadle tiempo al profesor para que hablar con los agresores, con sus padres, con la dirección del centro…
  • Dirección del centro: Si no quedáis satisfechos con la respuesta del profesor (no os parece que comprenda la gravedad de la situación, parece no darle importancia…), debéis solicitar por escrito una cita con la dirección del centro. Explicadles la situación y recordadles que la seguridad de vuestro hijo mientras se encuentra en el centro escolar es responsabilidad suya. Una vez expuesta la situación, escuchad las soluciones que os proponen y tratad de aportar ideas.
  • Asociación de madres y padres de alumnos (AMPA): Si el colegio tampoco resuelve la situación, debéis poner al resto de padres al corriente de lo que está sucediendo, pidiendo que hablen con la dirección y que os apoyen en vuestro problema. La asociación deberá levantar acta de esta reunión.
  • Denuncia educativa: Si el centro escolar sigue sin proponer ninguna solución satisfactoria, debéis presentar una denuncia educativa, en la que explicareis por escrito todos los hechos. Debéis adjuntar toda la información necesaria (partes médicos y psicológicos, copia de las peticiones de citas con el centro, cualquier prueba que hayáis podido conseguir…). Lo pasáis por el registro en el propio centro (no pueden negarse a ello), dirigido al Inspector Educativo del Centro y al Delegado Educativo de la Zona.
  • Inspector de Educación: Podéis solicitar cita para presentaros en persona a explicarle la situación.
  • Policía o Fiscalía de Menores: Si las agresiones son tan graves que consideráis que la integridad de vuestro hijo está en peligro, podéis presentar una denuncia en la policía o ante el Fiscal de Menores, que será a partir de ese momento vuestro abogado defensor.
  • Asociación “Protégeles”: Es una asociación de ayuda al menor y a sus familias. Han creado con el Defensor del Menor una Helpline o Línea de Ayuda contra el Acoso Escolar (anti-bullying), a través de la cual un equipo de psicólogos y expertos en seguridad infantil prestan ayuda a menores que sufren esta situación. Podéis poneros en contacto con ellos a través de las siguientes direcciones:

3 Responses to “¿Dónde podemos acudir para pedir ayuda?”

  1. Uno que sufrió en la escuela says:

    Cuando estaba en preescolar (en un colegio privado) era maltratado por la maestra, me tiraba de los pelos y me gritaba, eso lo tenía que soportar a la mañana y a la tarde porque iba a doble escolaridad, esto pasó a principios de 1975, yo todavía no había cumplido los 5 años. Me trataban mal debido a mi forma de ser, callado, retraído, y que no me juntaba con los demás chicos y no jugaba con nadie, los compañeritos, chicos y chicas de mi edad de 5 años, también me maltrataban porque veían como lo hacía la maestra, entonces me pegaban patadas y me tiraban del pelo, y no paraban por más que yo lloraba.

    En esa escuela me quedaba a comer, y en ocasiones la maestra me dejaba en penitencia y sin comer por no comportarme como un chico “normal”, en otra ocasión cuando estábamos en el comedor yo pedí de ir al baño, y la maestra me dijo que me hiciera encima, yo al ser chico lo tomé literalmente como hace todo chico, no entendía que me lo había dicho por decir, y me hice pis encima. Desde ese momento nunca más pedí de ir al baño en esa escuela y siempre me hacía encima. En una ocasión mi mamá me vino a buscar porque el chofer del micro no me quiso llevar a mi casa debido a que mi mamá se había olvidado de pagarle, y mi mamá me encontró todo mojado, entonces me sacó de ese colegio. Si vamos al caso, la hija de p… de la maestra que me dijo que me hiciera pis encima, me hizo un favor porque debido a que me hacía pis encima mi mamá me sacó de esa escuela. Estuve creo que dos meses, marzo y abril de 1975.

    Yo no decía nada del maltrato porque en mi mente infantil de un chico que todavía no había cumplido los 5 años, creía que mi mamá sabía lo que pasaba, porque yo veía que mi mamá y la maestra cuando hablaban sonreían, y entonces qué podía pensar yo siendo un nenito de menos de 5 años. En mi mente infantil pensaba que el maltrato era lo normal debido a la violencia que vivía en mi casa, ya que mi papá era un tipo muy violento.

    Por suerte en la escuela primaria la pasé bien (fue en otra escuela, una escuela estatal), tengo muy lindos recuerdos desde 1976 (1er grado) hasta 1982 (7° grado), la escuela primaria era mi refugio a tanta violencia que vivía en mi casa. Los compañeros que tuve en la primaria fueron buenos conmigo, al principio en primer grado me molestaban, pero tuve una maestra que les enseñó que eso no se debía hacer, y de ahí en más me llevé siempre bien con los chicos y las chicas.

    Cuando estaba por cumplir los 13 y por empezar la secundaria comencé a tener depresión más fuerte, y al empezar la secundaria tuve que soportar el bulling debido a mi retraimiento (porque parecía un bobo), es decir que en mi casa vivía con violencia y además era maltratado en la escuela, no solamente por mis compañeros, también los docentes se burlaban de mí poniéndome apodos y cargándome delante de los demás chicos, y como me hacían bulling los docentes, los demás compañeros se habían dado cuenta de que tenían vía libre para molestarme, eso pasó cuando estaba en 1° y 2° año (1983 y 1984, a mis 13 y 14 años, lo sufrí en el mismo colegio en donde fui a preescolar en 1975, el colegio privado), y de esa escuela (en 1984) me mandaron a un psiquiatra que empezó a experimentar conmigo dándome drogas, una de nombre “lapenax” que se suministraba a las personas cuando otras drogas no daban resultado, y a mí con 14 años me la dieron de entrada, me tenían dopado y el bulling fue peor todavía, y tuve que dejar de ir al colegio porque iba a terminar loco, esa medicación que me habían dado la tomé por 2 meses, y cuando dejé de tomarla anduve mucho mejor.

    Después me cambié de colegio, en 2° año (que lo volví a hacer), 3°, 4° y 5° año ( 1985, 1986, 1987 y 1988, a mis 15, 16, 17 y 18 años) también sufrí lo mismo que sufrí en el colegio anterior por parte de compañeros y docentes.

    Yo de los 13 a los 18 años estaba siempre nervioso, golpeando cosas, con ataques de nervios, gritando, encerrado en mi dormitorio aislado, y a los 15 empecé a tomar, todo por el bulling en la escuela por parte de compañeros y profesores y la violencia que vivía en mi casa, hasta tuve intentos de suicidio cortándome el abdomen.
    Por más que terminé la secundaria durante muchos años tuve secuelas psicológicas, fui alcoholico, tenía miedo a todo, ataques de pánico, todo me asustaba, todo eso duró hasta 2004 cuando tenía 34 años. Hace apenas 8 años que empecé a andar “bien” (una forma de decir), ahora tengo 42, y siempre deseo que todos esos que me hicieron tanto daño sufran como me hicieron sufrir a mí, no di nombres de personas ni de instituciones porque no tengo pruebas de todo lo que conté, pero confieso que muchas veces me tiento a poner los nombres y apellidos de los que me hicieron la vida imposible en la escuela, también los nombres de los establecimientos “educativos”.

  2. karime lizeth rojas rangel says:

    Pero lo que no puedo entender porque no le habias dicho a tu mama de lo que estaba pasando en la escuela o tenias miedo de que no te creyera, porque hay muchas mamas que no les creen a sus hijos y creen que son puras imaginaciones o te dicen que a lo mejor fue un sueño y que te estas confundiendo, y si es asi yo te entiendo porque me paso algo como asi pero no es bullying…

Leave a Reply